Nuestra compañera Noa nos/os explica algunos de los consejos que le han servido para editar poesía a lo largo de su trayectoria

A Noa le gusta el café humeante, de esos que respetan los labios pero mantienen el calorcito en el estómago el tiempo suficiente para empezar el día de buen humor. Con la taza como acompañante se adentra en el poemario que tiene entre sus manos y que, dentro de no mucho, pasará a formar parte del catálogo de Letraversal. Leer, editar, corregir, leer, editar…como en un baile, va paso a paso y en cada uno de ellos desprende todo el aprendizaje adquirido desde que comenzó su labor editorial.

En este artículo quiere compartir algunos de esos tips para editar poesía fundamentales para cualquiera y en cualquier momento.

A la hora de construir un catálogo, no te quedes anclada en el pasado, pero tampoco ignores las raíces. La cultura evoluciona junto a la vida y la edición debe construirse a la vez que surge esa apertura hacia nuevos conceptos. Por tanto, la pregunta es un buen lugar de publicación, mantenerse siempre en la cuestión de si se está publicando lo que necesita nuestro tiempo, si se es radicalmente contemporáneo.

Leer, leer, leer. Es una obviedad, pero la labor editorial se construye en base a la lectura. Es importante estar al día de lo que se publica dentro, pero también fuera, así como darle un espacio a los manuscritos que llegan a diario. Cuanto más leas, más oportunidad tendrás de encontrar ese libro que estabas buscando para tu colección.

“El editor es un personaje doble” dice Bourdieu, y no le falta razón. La naturaleza del libro como objeto simbólico, pero también como mercancía, hace de la edición un camino de equilibrios entre el compromiso cultural y el comercio. En mi opinión, el mayor reto editorial es la conciliación entre ambos ámbitos para no caer ni en la ruina económica ni cultural. ¿Cómo? Cada maestrillo tiene su librillo, decía mi abuela. Mi apuesta es hacer accesible y atractivo el contenido que, como editora, veo más necesario publicar.

Si es posible, tómate un café con tu autorx para hablar del libro. Conocerse ayuda a descubrir el contexto y el mundo que gira entorno a lo que vais a publicar juntxs. Saber qué busca el libro resulta fundamental para el compromiso que compartís: trabajar por encontrar la palabra exacta.

Sobre Noa González…

Noa es graduada en Filosofía y ha curso un Máster de Edición digital. Gestiona las redes sociales (sí, es la responsable de memes, stories y frases ingeniosas), le gusta cocinar y engullir libros como plato principal.